Modelo de Calidad

Qué significa CMMI?

El Modelo de Madurez y Capacidad Integrado (CMMI por sus siglas en inglés) es un modelo de procesos que contiene las mejores prácticas de la industria para el desarrollo, mantenimiento, adquisición y operación de productos y servicios.


CMMI: beneficios y cuestionamientos

En los últimos años, el interés en la aplicación de los procesos de calidad en las empresas de software locales ha ido en aumento. En contrapartida a ello, es natural que surjan algunos cuestionamientos referidos a los costos / beneficios que implican, especialmente en pymes.

Actualmente, la calidad está desempeñando un interesante papel diferenciador en la industria del software. Y este punto de vista no está solo relacionado con mercados que se abren en el exterior, sino también con necesidades internas de nuestra industria, en cuanto a optimización de procesos.

La realidad nos muestra a diario proyectos de software que fracasan y ya no sorprende que los motivos de estos fracasos sean comunes a la mayoría de estos proyectos: desvíos provocados por la escasa visibilidad de los mismos, impredecibilidad de tiempos y costos, alto grado de dependencia de personas claves, falta de aplicación de prácticas básicas de gestión de proyectos, entre otros. En general, esto sucede en organizaciones que cuentan con procesos informales que hacen que el desarrollo sea poco predecible y repetible.

La premisa que indica: “La calidad de un producto está determinada por la calidad del proceso que se utiliza para desarrollarlo y mantenerlo”, es hoy la que marca la diferencia.

Las empresas orientadas a la calidad en sus productos, trabajan fuertemente en la mejora de sus prácticas, definiendo e implementando procesos disciplinados que facilitan el cumplimiento de los objetivos del proyecto, estableciendo un marco de trabajo.

Para establecer estos marcos de trabajo existen los modelos, y CMMI es uno de los renombrados que aplica a la industria del software.

CMMI, plantea prácticas para la organización y para los proyectos pero no especifica cómo implementarlas, por lo que brinda a los profesionales de la mejora la posibilidad de aplicar su inteligencia y capacidad para definir procesos acordes al negocio, que generen el suficiente valor agregado como para lograr los objetivos de la organización y que las personas los cumplan.

Por otra parte, existen beneficios concretos que pueden mostrar las empresas que han implementado el modelo:

·    La improvisación queda a un lado. El proceso de desarrollo y mantenimiento del software está definido e implementado, por lo que se actúa inteligente y proactivamente.
·    Lo mismo sucede con el gerenciamiento del proyecto. Esta “inteligencia” se logra con las “personas”, quienes, apoyándose en los “procesos” aportan su “criterio” y “creatividad” para el logro de los objetivos.
·    Mejora el “conocimiento sobre la organización”, los procesos se retroalimentan y se nutren con las experiencias de los proyectos implementados.

Además de estos beneficios que claramente responden a algunos de los cuestionamientos planteados, se suman los siguientes:

·    Mejora en el cumplimiento de los plazos establecidos y compromisos asumidos.
·    Estimaciones de costos y tiempos más certeras por haber sido realizadas sobre la base de experiencias reales y cuantificadas, con métodos definidos.
·    Aumento en la satisfacción del cliente, por el soporte dado al proyecto con los mecanismos de aseguramiento de la calidad.
·    Los roles y responsabilidades de grupos y miembros del proyecto están claramente definidos, permitiendo un seguimiento y control del proyecto que asegura el logro de los objetivos.
·    Se implementa la reusabilidad en un sentido amplio, pues alcanza no sólo al código sino a toda pieza involucrada en un proyecto de software.

Bisoft actualmente cuenta con certificación en CMMi Nivel 3, garantizando así la calidad de nuestros productos y servicios.


Para conocer más sobre Bisoft… clic aquí.